Dios amoroso, esperanza del pobre y fuente de toda salud:
Mira con compasión a tus criaturas que sufren bajo el peso
de esta pandemia. Llénanos de amor a nuestros semejantes;